La Ciencia de Datos en el Sector Bancario

La Ciencia de Datos en el Sector Bancario

La banca se está convirtiendo en una actividad sin sucursales, contemporánea y digital a un ritmo muy agigantado. A medida que los bancos compiten para obtener una ventaja competitiva, la necesidad de gestionar grandes cantidades de datos y análisis se hace más relevante.

La Ciencia de Datos y el Big Data ha cambiado la forma en que funcionaban los bancos tradicionales en el pasado y ha sido de gran ayuda para la toma de decisiones. A través de las grandes herramientas de datos asociadas, los bancos pueden obtener una mayor visibilidad del comportamiento de los clientes, evaluar la probabilidad de riesgo y ayudar a las pequeñas empresas. La Ciencia de Datos combina y analiza varias fuentes de datos cómo la empresa, sus socios, canales, clientes, proveedores, medios sociales e incluso proveedores de datos externos. Típicamente, los datos recolectados en los bancos son tan complejos que están más allá de la capacidad de cualquier herramienta tradicional de software de datos para manejarlos. Las herramientas analíticas resuelven este problema de almacenamiento, gestión y análisis de datos complejos y de gran tamaño. Con su mayor precisión y eficiencia, los bancos están empezando a darse cuenta del valor de la Ciencia de Datos y se están adaptando lentamente a este nuevo cambio.

Mejorando la relación con el cliente.

Los bancos han pasado de la banca tradicional a la digital y están tratando de ganar una base de clientes más amplia mediante la publicidad generalizada de nuevas formas de realizar operaciones y servicios bancarios en general con ellos. La base de clientes de un banco puede ser voluminosa y se complica con una serie de productos financieros diferentes que el banco ofrece. Estos incluyen hipotecas, préstamos para automóviles, préstamos hipotecarios y otros productos financieros. Tradicionalmente, cuando un banco intenta vender sus productos a sus clientes, ignora completamente el hecho de que el producto puede ser irrelevante para el cliente. En la banca moderna, es importante que los bancos se mantengan actualizados sobre las preferencias de sus clientes.

La Ciencia de Datos ayuda a los bancos a crear bases de datos relevantes que podrían ser potencialmente valiosas. La transición puede ayudar a un banco a pasar de conjuntos de datos estructurados tradicionalmente que tienen poco valor a otros más apropiados. Al acumular con éxito Big Data, un banco puede entender los hábitos y estilos de vida de sus clientes. A través de los medios sociales y la integración de datos de los canales en línea y fuera de línea, los bancos pueden obtener más información sobre qué tipo de productos financieros son apropiados para sus clientes. La Ciencia de Datos y el análisis de clientes pueden ayudar a maximizar el valor de los datos disponibles de los clientes combinando datos transaccionales, de comportamiento y sociales, lo que conduce a una mayor satisfacción del cliente, ya que la experiencia bancaria para los clientes será más personalizada y relevante de lo que era antes. Los bancos también pueden ser más eficientes y ahorrar tiempo si se dirigen a los clientes adecuados con el tipo de producto adecuado. Los bancos pueden utilizar las tecnologías de datos no sólo para mejorar la experiencia del cliente, sino también para crear un entorno en el que puedan realizar cambios rápidos con tacto en caso de que un cliente cambie sus hábitos y/o estilo de vida. Al hacer un seguimiento de las desviaciones de la demanda, los bancos pueden organizarse mejor. El análisis de de grandes conjuntos de datos permite a los bancos observar en tiempo real el comportamiento de compra, la demografía y el análisis de sentimientos del pasado a través de los medios sociales. Todo esto ayuda a mejorar la experiencia del cliente y a fidelizarlo. La Ciencia de Datos también ayuda a los bancos a limitar el desgaste de los clientes, de modo que una identificación temprana puede salvar a los bancos de sufrir grandes pérdidas. El banco más grande del mundo, Wells Fargo, ha invertido millones de dólares en Ciencia de Datos para mejorar la experiencia del cliente y mitigar el riesgo. Con más de 70 millones de clientes y más de 8.700 ubicaciones, su objetivo es comprender el recorrido del cliente y tomar decisiones basadas en datos.

Controles internos y gestión de riesgos

La gestión de riesgos sigue siendo una prioridad en todos los bancos, ya que los bancos están pasando por rigurosos requisitos en materia de cumplimiento. Un riesgo se evalúa mejor con más información y la Ciencia de Datos puede ayudar a gestionarlo de forma eficiente. A medida que los bancos se diversifican más con sus productos y se expanden a nivel mundial, también aumentan los riesgos asociados a sus actividades. Con un estricto cumplimiento y un marco regulatorio, los bancos necesitan documentar cada operación que realizan. La Ciencia de Datos ayuda en la implementación de esta disposición de cumplimiento y regulaciones mediante el uso de un sistema de monitoreo de operaciones basado en una nueva generación de tecnología de datos.