Oscilador Estocástico

Los indicadores son herramientas que nos ayudan a identificar tendencias, así como puntos de inflexión. Generalmente nos pueden proporcionar una visión más objetiva y profunda, en cuanto al balance entre compradores y vendedores, que los patrones de precio. Sin embargo hay que entender que no todos los indicadores funcionan igual ante las distintas situaciones que presenta el mercado.

Los indicadores pueden ser divididos en tres grandes grupos: indicadores de tendencia, osciladores y miscelaneos. Los primeros, funcionan correctamente cuando el mercado se encuentra en movimientos de tendencia, pero en mercados laterales no son efectivos y proporcionan señales falsas. Los osciladores sirven para identificar puntos de inflexión durante mercados paralelos, pero dan señales prematuras y peligrosas cuando el mercado apenas comienza a entrar en tendencia. Por último, los indicadores miscelaneos proveen una visión especial con respecto al sentimiento del mercado, entre ellos podemos contar con los indicadores de volatilidad, que son útiles para definir donde colocar las órdenes de Stop y bajar la probabilidad de que sean alcanzadas por la volatilidad del precio.

En este artículo vamos a tratar específicamente el oscilador estocástico. Introducido por George C. Lane en 1950, el estocástico es un indicador de impulso o momentum que calcula la relación entre el precio actual y un rango de precio reciente. No rastrea el precio o el volumen, sino el impulso del movimiento del precio en relación al pasado reciente.

Un proceso estocástico, en estadística, se refiere a un concepto utilizado para tratar de caracterizar una sucesión de variables aleatorias que evolucionan en el tiempo. Un proceso estocástico es una familia de variables aleatorias que puede incluir precio y tiempo, así como una potencial secuencia aleatoria de movimientos del precio y donde puede existir una relación entre las variables aleatorias.

El oscilador desarrollado por Lane se basó en la comparación entre el precio de cierre más reciente y el rango formado por el bajo y el alto de los últimos 14 períodos. El resultado del cálculo ubica el cierre más reciente en relación a los extremos de los 14 períodos. Como resultado de la tendencia que se muestra en el oscilador, los traders pueden descubrir reversiones alcistas o bajistas. De igual manera también es utilizado para identificar condiciones de sobrecompra o sobreventa, debido a que se encuentra acotado entre 0 y 100.

El indicador está diseñado para rastrear 14 periodos anteriores, usualmente representados en días o en otros incrementos de sesiones de trading. Sin embargo el tamaño del periodo se puede aumentar o reducir para ajustar el resultado o para cambiar el tiempo de respuesta del indicador ante movimientos de precio.

El oscilador estocástico consiste en dos líneas: una rápida llamada %K y una lenta llamada %D. Siendo esta última la que proporciona las principales señales. La intención es determinar, en una base porcentual de 0 a 100, dónde se encuentra el precio de cierre más reciente en relación con la banda de precios total de un periodo seleccionado.

El primer paso para calcular el estocástico es obtener el “estocástico bruto” o %K, que es la línea más sensible:

La temporalidad estándar para el estocástico es de 5 días, aunque algunos traders utilizan temporalidades mayores. Una temporalidad corta ayuda a obtener más puntos de inflexión, pero una más larga ayuda a capturar los más importantes.

El segundo paso es obtener %D. Esto se hace suavizando %K, usualmente con un periodo de tres días. La manera de realizar este procedimiento es la siguiente:

Esta fórmula produce una versión conocida como estocástico rápido. Utilizar una media de otros períodos mayores en ambas líneas permite calcular una versión más suave conocida como estocástico lento. La mayoría de los traders utilizan esta última ya que filtra mejor el ruido del mercado y produce menos señales falsas, generando mayor confianza.

El %D del estocástico rápido se convierte en el %K del estocástico lento y se suaviza repitiendo el segundo paso para obtener el %D del estocástico lento. También se puede obtener sumando los 3 últimos valores del %K:5 y luego se divide entre 3.

En la tabla a continuación podremos observar como se generan el %K, %D y %D lento de 5 periodos.


Fecha   High   Low   Close   %K:5   %D:5   Slow
sept-16   68,07   67,24   67,83            
sept-17   68,22   67,79   67,97            
sept-18   67,61   66,81   67,36            
sept-19   67,52   67,02   67,25            
sept-20   67,57   66,87   67,5   48,94        
sept-23   68,21   67,89   68,04   87,23        
sept-24   68,53   67,48   67,64   48,26   60,57    
sept-25   67,87   67,57   67,71   50,60   60,54    
sept-26   67,97   67,48   67,58   42,77   47,22   56,11
sept-27   68,3   67,37   68,23   74,14   53,79   53,85
sept-30   68,49   68,25   68,37   86,21   64,57   55,20


Escoger la temporalidad del estocástico depende de la tendencia que se está tratando de identificar. Un estocástico de corto plazo (5 días o más) ayuda capturar más puntos de inversión. Un estocástico mayor (14-21 días) ayuda a identificar los giros del mercado más significativos.

Estas fórmulas producen dos líneas que oscilan entre una escala vertical de 0 a 100. Las líneas de referencia se dibujan en los niveles del 20 y el 80 por ciento, para marcar las áreas de sobrecompra y sobreventa.

En `R, la manera de añadir el estocástico a un gráfico es la siguiente:

# Extracción de la data de la acción de Apple, desde Google Finance
AMZN <- getSymbols("AMZN", src="google", from = "2017-01-01",
to = "2017-10-31", auto.assign = FALSE)

# Selección de las columnas 2, 3 y 4
HLC <- AMZN[, c(2,3,4), row.names=FALSE]

# Generación del gráfico de Amazon
chartSeries(AMZN, theme=chartTheme('white'), dn.col = "red", TA = "addEMA(50, col = 2); addEMA(100, col = 'blue'); addEMA(200, col = 'orange')")

# Añadiendo el estocástico al gráfico
addTA(stoch(HLC, nFastK = 14, nFastD = 3, nSlowD = 3, bounded = TRUE, smooth = 1), col = 2:4)


Estocastico


Los datos (que contienen la información referente a los precios) debe moficarse, ya que la función stoch trabaja con data de tipo HLC. En los parámetros: nFastK se refiere al número de periodos para %K rápida, es decir, el número de periodos pasados a usar. nFastD corresponde al número de períodos para %D rápida, es decir, el número de períodos a aplicar para suavizar a %K rápida. nSlowD es el número de periodos para %D lenta, es decir, el número de periodos a aplicar para suavizar a %D rápida.

Señales

El estocástico muestra cuando están fuertes o débiles los traders alcistas o bajistas. Este oscilador emite tres tipos de señales de trading de las cuales se deben estar pendiente.

Divergencias

Las señales de mayor importancia de compra y de venta, ofrecidas por el estocástico, las dan las divergencias entre este indicador y los precios.

  • Una divergencia alcista ocurre cuando los precios caen hasta un nuevo mínimo mientras el estocástico traza un suelo más alto que el anterior. Muestra que los bajistas están perdiendo fuerza y que los precios sólo caen por su propia inercia. Tan pronto como el estocástico se gira hacia arriba desde su segundo suelo, da una fuerte señal de compra, en la que se debe comprar y colocar un stop de protección por debajo del último mínimo. Las mejores señales ocurren cuando el primer suelo está por debajo de la línea de referencia y el segundo por encima de ella.


Divergencia


  • Una divergencia bajista ocurre cuando los precios suben hasta un nuevo máximo mientras que el estocástico traza un nuevo techo más bajo que el precedente. Muestra que los alcistas están haciéndose más débiles y que los precios solamente siguen subiendo por inercia. En cuanto el estocástico se gira hacia abajo desde su segundo techo, da una señal de venta, en donde se debe vender y colocar un stop de protección por encima del último pico de los precios. Las mejores señales son las que ocurren cuando el primer techo está por encima de la línea de referencia superior y el segundo, por debajo.

En la imagen a continuación veremos un claro ejemplo de la misma. Podemos observar como los precios alcanzan nuevos máximos, mientras que el oscilador no lo hace.


Divergencia


Sobrecompra y Sobreventa

Cuando el estocástico se mueve por encima de la línea de referencia de 80, es una señal de que el mercado está sobrecomprado y se podría ocurrir una reversión a la baja. Cuando, por el contrario, el estocástico se mueve por debajo de la línea de referencia de 20, es una señal de reversión alcista e indica que el mercado se encuentra sobrevendido.

Estas señales funcionan bastante bien en mercados laterales, sin embargo en mercados en tendencias presentan señales erradas. Durante una tendencia alcista el indicador suele pegarse a la banda superior, dando señales de venta mientas que el mercado va en alza. En un mercado en tendencia bajista se mantiene por debajo de la línea de referencia inferior, dando señales de compra mientras que el mercado va en caída.

Hay estrategias desarrolladas que incorporan al estocástico y utilizan estas señales de compra y venta que el indicador ofrece. Por ejemplo, el Sistema de Triple pantalla toma las señales de compra del estocástico diario sólo cuando la tendencia semanal va al alza. Cuando la tendencia semanal es bajista, el sistema toma las señales de venta del estocástico diario.

La forma del “techo” o “valle” (con esto nos referimos a las curvaturas del indicador por encima o por debajo de las líneas de referencia) indican la probabilidad de que un rally alcista o un declive sea fuerte o débil. Mientras más anchura y altura (en el caso alcista) presente el oscilador, indicará una fortaleza en los traders alcistas y será mejor pasar por alto la señal de venta. Por otro lado, mientras mayor anchura y profundidad (en el caso bajista) presente el oscilador, indicará que los traders bajistas son fuertes y que es probable que el rally resulte débil, por lo que será mejor ignorar dicha señal de compra.

No compre cuando el Estocástico esté sobrecomprado y no venda cuando este sobrevendido. Esta regla filtra la mayoría de operaciones malas. (Dr. Alexander Elder)


Sobrecompra_sobreventa


En el gráfico anterior podemos ver que en los momentos en que el oscilador se encuentrará sobrecomprado, cuando se ubique por encima del nivel de referencia 0,8. Mientras que se encontrará sobrevendido, cuando se ubique por debajo del nivel de referencia 0,2.

Dirección de la línea

Cuando las dos líneas del Estocástico apuntan en la misma dirección, confirman la tendencia a corto plazo. Cuando los precios suben y ambas líneas del Estocástico suben también, es probable que la tendencia creciente continúe. Cuando los precios declinan y ambas líneas del Estocástico caen, es probable que la tendencia bajista continúe.

El oscilador estocástico se puede usar con gráficos de temporalidades semanales y mensuales a efectos de obtener una perspectiva de mayor alcance, pero también se puede usa de forma eficaz con gráficos intradía de operaciones a más corto plazo.

Operar sobre los cruces de las dos líneas del estocástico no resulta provechoso, por mucho que se optimice, porque el estocástico funciona de manera diferente en una tendencia que en un mercado lateral.

Los comandos en R se pueden descargar para que puedan experimentar.

Copyright © 2014-2017 Synergy Vision. Los artículos del Corpus se comparten bajo los términos de la licencia Creative Commons con Reconocimiento, Propósito no comercial, Compartir contenido similar, 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0).

Citar el artículo.